martes, 5 de julio de 2005

Mi inquilino

Les quedo a deber las fotos del viaje hasta nuevo aviso porque no tengo ni idea donde quedaron mis rollos, pero en cuanto los encuentre les enseñaré que pex... mientras les cuento que a mi casa ha llegado un nuevo habitanto (es niño) por dos meses... mi amiguis Tomás...

La primera vez que vi a Tomás fue en una junta que tuvimos ya que nos ibamos un mes a estudiar inglés a Victoria, BC. Esa ocasión ni nos dirigimos la palabra, ya que él iba con su mamá y yo iba con mi amiga Claudia con nuestro aire de autosuficiencia -ya que nuestros papás no nos acompañaron- y esperando a recibir instrucciones de la team leader, una chica de 24 años llamada Patty.

Claudia y yo nos fuimos cuatro días antes que todo el grupo ya que teníamos que regresar el mismo tiempo antes para iniciar nuestro semestre, así que eramos las casi inadaptadas porque no habíamos podido convivir con el grupo desde su integración misma, jaja. En las mañana tomábamos clases y en la tarde nos llevaban de paseo, ya en la tarde-noche cada quien se iba a "su" casa con la familia asignada.

Empecé a interactuar con Tomás, un chamaco tímido, de lentes gruesos y peinado de libro abierto, porque a los dos días nos informó a los integrantes del grupo que su casa olía a veterinaria y además su "hermana" fumaba mota... así que todos lo animabamos a que le dijera a la team leader, pero él, resistió un día más...

Las siguientes tardes, nos ibamos de compras y el Tomás era el más gastalón del mundo, tipo que quería traer a cada uno de sus amigos una playera/sudadera/taza de 20 dolares cada uno, y dijeras, son tres amigos... pero no! eran como 20! Así que después de aconsejarle ir a una tienda de a dolar, me convertí oficialmente en su administradora Y asesora de imagen. Teníamos que cambiarle el look super ÑOÑO que tenía, así que toda la lana que se ahorró en regalos, lo invirtió sabiamente en un corte de cabello de "pelos parados" y una crema modeladora super wo.

En fin, el contacto siguió ( y he de decir que fue con el único que continué hablando) provocando visitas continuas, él al Defe y yo a Oaxaca, hasta que se cambió a Puebla, en donde no lo visité nunca... jeje. Bueno pues, el wei estudió gastronomía en el ICUM -así que si quieren alguna asesoría, dejen su mensaje en mi tag board- y se acaba de ganar una beca para ir a Mónaco por lo que tiene que tomar clases de francés durante dos meses aquí mero en la ciudá.

Llegó el viernes y ya lo llevé a ver a Dildo, a cometer un acto de vandalismo juvenil (no muy fuerte, solamente fuimos a arrancar una mantita de la calle), a tomar un café a Sanborns, a tomarnos fotos a la medianoche en el monumento a la revolución, ya nos preparó una cena super deliciosa, y ahorita mismo está de chismoso a lado de mi y a punto de quemar un delicioso cheescake.

Me siento super feliz de que esté aquí y que se esté quedando en mi casa, tenemos que hacer muchas cosas juntos, le tengo que dar un super tour en la ciudad y además llevarlo a muchos rocks, ja! Aquí les dejo una foto pa que nos vean en nuestro atuendo criminal, antes de cometer el acto vandálico... mucho gusto Tomaaaaaaaaaaaaaaaas!


4 comentarios:

Antropomorfo dijo...

y que decía la mantita que arrancaron?

Caro Azul dijo...

Jaja!! saludos a Tomaaaaas!!! Esta poca madre su gorritoooo!!! :D

Dora Maar Trelawney dijo...

¡¡Bienvenido muchacho!!, como ya habrá notado este rancho es bastante grande, así que Chío debes cuidarlo bien, no queremos que se pierda entra las multitudes.

Isha.Net* dijo...

oralesh, que padre con tu amigo
que bonito es cuando tienes recuerdos bonitos de alguien y que apesar del tiempo pueden seguir siendo super cuates..
Saluditos