viernes, 25 de marzo de 2005

Las cinco del viernes - viajes

Le copio estas 5 del viernes a mi amiga Pel... como estamos de vacación se me hicieron apropiadas...

1) ¿Cuál ha sido, de momento, tu mejor viaje?
Uy! Pregunta difícil... Creo que la primera vez que viajé sola, es decir, sin la compañía de ninguna autoridad. El viaje fue a mis dulces 16 y estuvo super chido, yo estaba en Izcalli y mi mamá me llamó un viernes a las 6 de la tarde aproximadamente para preguntarme si quería ir a Orlando con dos chavitos que no conocía. Yo muy digna le dije que dependía de la compañía y ella me dijo que eran los hijos de una de sus compañeras de trabajo... el wei tenía 18 años y la morra 15; le dije que muy posiblemente sí.

Como a eso de las 8 mi mamá me volvió a llamar para decirme que tenía que ir a mi casa a preparar mi maleta pues mi avión salía a las 4 de la mañana. Yo me quedé con cara de what, me despedí de mi abue y me lancé al hogar para preparar todo... mi mamá me explicó que a una familia de judíos les habían negado la visa y que estaban remantando los boletos porque ya se les había pasado el tiempo límite para hacer reembolso.

Como a la 1:30 llegué al aeropuerto a conocer a mis dos acompañantes: Mónica y Andrés. Mi mamá le dijo a su papá que yo ya había viajado sola así que no habría ningún problema y la verdad es que sí, pero fue en un vuelo de regreso y mi tío me recogió en el aeropuerto. No cuenta.

Una "ventaja" de tener mamás agentes de viaje es que te preparan todo y no te tienes que preocupar por nada. Nuestras reservaciones estaban hechas en el hotel Grosvenor en el complejo de Disney, los boletos para los parques ya estaban comprados desde México y solo llegabamos a la taquilla para recogerlos, hasta nos dieron como siete hojas impresas de itinerario que obviamente nunca pelamos.

Nos organizamos super chido, nos daba tiempo perfecto para recorrer los parques de principio a fin y hasta repetiamos juegos, comimos sandwiches toda la semana para poder quemarnos la lana en souvenirs, nos repartiamos los gastos extras como taxi, despensita, nos lanzamos a Universal Studios, etc. Definitivamente fue una experiencia super chida.

2) ¿Cuál es la ciudad o el país, que ya conozcas, que no te cansarías nunca de visitar?
Creo que Roma es una de las ciudades más bonitas que he podido visitar, San Pedro es un lugar preciosisimo, los museos del Vaticano que, aunque sí tienes que aflojar tu laniux, valen mucho la pena. Dentro de ellos creo que la Capilla Sixtina y La Escuela de Atenas en las estancias de Rafael son de las cosas que más me han emocionado presenciar.

También ver en vivo y a todo color La Piedad, la Escalera Santa y hasta las reliquias sagradas se siente bien chido. Cada iglesia está llena de mucho arte, estar frente al Coliseo y dentro de él es realmente inolvidable. Ah! y no hay que olvidar que te encuentras a cada papirrín que qué bárbaro.

Espero ir otra vez y para este fin le acaricié la patita a la escultura de San Pedro en la catedral, ya que según si lo haces, regresas. La acaricié varias veces :)

3) ¿Qué país o ciudad que aún no conozcas te mueres por visitar? ¿Porqué?
Londres. Soy fan de Harry Potter, de Franz Ferdinand, me intriga la vida de Enrique VIII, además de que me gustaría visitar algún castillín y ver una ciudad a oscuras a las 4 de la tarde.

4) ¿Te gustaría vivir en otro país o ciudad? ¿En cuál? ¿Para siempre, o sólo una temporada?
Yo creo que sí. Viviría una temporada en otro lugar, el que sea que no haya demasiado calor...

5) ¿Hay algún lugar o lugares a los cuales no quieras ir? ¿Porqué motivo?
Evito ir a la playa. Me molesta el sol en combinación con la arena. Con el agua salada me arde la piel y con el sol también, y soy muy intolerante al dolor :)
Y como siempre, que el rock los acompañe. Coman mucho bacalao y romerillos.

1 comentario:

Dora Maar Trelawney dijo...

Los viajes... oh si.

Nunca he viajado sola y menos fuera de México, pero yo también me muero por darme una vuelta por Londres, Inglaterra en general (no tiene que ver que vi Trainspotting hoy... jajajaja).

Suertuda, estuviste en Roma, también me causa mucha curiosidad. Lástima, tenemos que estar aquí aguantando el calor privameral de la ciudad.